viernes, 24 de marzo de 2017





   


Siempre espero una respuesta, una palabras, simple, dulce como la brisa, lenta como algún pensamiento perdido, siempre busco todo lo bueno, lo mejor, lo más estimable y valioso, siempre me siento y aguardo, algunas veces pierdo los momentos y olvido todas las palabras, todos los motivos que me hacen permanecer quieto, que me hacen sentirme a mi mismo y seguir esperando y buscando, siempre todo lo bueno, lo mejor.

jueves, 23 de marzo de 2017






  


Tal vez olvidé aquel silencio, o aquella palabra nunca dicha, o aquellos pasos que murmuraban a mis oídos. Tal vez olvidé todos mis inquietos ruegos a tus pies descalzos a tus manos demasiado lentas y pausadas Y te pido la verdad y como siempre callo, por no exigir, por no esperar nada. Nadie me prohibe la melancolía, nadie espera mi llanto, ni siquiera yo espero mis lágrimas, nadie me prohibe la soledad o el recuerdo, ya no intento guardar los sueños ni las tardes aquellas llenas de palabras dulces.

jueves, 12 de enero de 2017











Tanto tiempo, tantas esperas, todos los silencios acumulados, envueltos en delicado papel de seda, primorosamente guardados entre todos aquellos momentos dulces que no volverán, tantos olvidos, tantos pasos perdidos, buscando tu camino, quizás tus manos, tu espalda, tus ojos, tu boca. Tu silencio que continua inerte, quieto como una sombra que pesa, tu silencio lento de caricias. 

martes, 20 de diciembre de 2016







     



En los sueños más secretos vive todo ésta forma de no pensar, de sentir cada espacio, cada momento. Ahora ya no queda nadie, todo voló, todo se fue, los recuerdos, las palabras y todas las posibles caricias quedaron en el olvido, tantos pasos, tantas miradas. Y todos los cielos quedaron helados, quietos y esperando.

lunes, 19 de diciembre de 2016





 Tal vez con solo una palabra todo tendría sentido o con un  pequeño movimiento o una simple mirada, tan solo bastaría para que todo el tiempo temblara y para que cada pequeña cosa se colocara en su lugar.

jueves, 1 de diciembre de 2016










Viajo lejos, donde los límites se diluyen, donde el tiempo pasa rápido y lento, donde lo inacabado no existe, donde tus huellas no me tocan, y entonces todo se detiene por un instante, lo inmenso se vuelve pequeño y lo increíble real y pesado, siento todo un mundo en mi piel, siento cada brisa, cada suspiro que cuelga de un simple y lejano pensamiento, tu presencia  surge de cada mirada perdida, de cada recuerdo nace una palabra, una historia incompleta.

miércoles, 9 de noviembre de 2016









Cuando volverán tus palabras a llenar mi vida a saciar mi boca a ocupar cada espacio que dejaste, dime cual es tu secreto y yo navegaré por cada momento perdido que dejaste detrás de cada esquina, detrás de todos tus silencios.