jueves, 12 de enero de 2017











Tanto tiempo, tantas esperas, todos los silencios acumulados, envueltos en delicado papel de seda, primorosamente guardados entre todos aquellos momentos dulces que no volverán, tantos olvidos, tantos pasos perdidos, buscando tu camino, quizás tus manos, tu espalda, tus ojos, tu boca. Tu silencio que continua inerte, quieto como una sombra que pesa, tu silencio lento de caricias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada